La Sardana

Con una profundidad que va desde los 11 mt. a los 32 mt. la bajada será pronunciada, al descender veremos que es el típico fondo de arena con sus pequeños promontorios  llenos de posidonia, la pared principal y más grande es la que más vida contiene. En esta montaña en forma de cuña la orientación es fácil ya que iremos rodeando la montaña siempre a un mismo costado volviendo hasta el  punto de salida , si queremos alejarnos para descubrir el entorno no nos será difícil volverla a encontrar, ya que su sombra será fácilmente detectable en la lejanía ,. Situado hacia el este saliendo de la bocana del puerto de Palamós no tardaremos más de 20 minutos en llegar a ella pudiendo observar las pequeñas calas  y dos de la playas más conocidas de la Costa Brava como son La Fosca y Platja De Castell , pasando por varias calas donde podremos observar las barracas de antiguos pescadores, esta será una inmersión para todos los niveles.